Sentencia de blues

El calor
De la válvula
La furia desatada
Y los nervios desnudos.

Una voz
A punto de quebrar
Se revuelca en un blues
Y surge silente entre las cuerdas.

La finitud
Es propio de aquel
Que no ama a epidermis cierta
Se desespera y arremete desde el inicio.

Recortes
De una compleja unión
Fragmentada sonoridad del acero armonioso
Tirante y estirado por la mano que supo acariciar en su debido tiempo.

Infinito y cuesta abajo
Cuando el final se anuncia entre tantas pompas
El principio del retorno o de lo nuevo pareciera ser entre bombas
Tantas cosas en la garganta y el lenguaje que no basta para gritar como es debido pero vaya más tirante hasta desprenderse del cuerpo el acero armonioso y la mano que no sostiene la crueldad del espacio y el tiempo demandado por un egoísmo impuro y aquí se escapa; y el otra vez. El otra vez no lo sé relatar  nuevamente.

Pero el final
es un golpe seco,
el redoblante no redobla, sentencia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Musicas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s